El inmovilismo "Siempre ha sido así"



Mover organizaciones complejas resulta difícil. 

Escuché hace tiempo una anécdota real, ocurrida en España a mediados de los años cincuenta en un cuartel del ejército de tierra. 
Un nuevo capitán formado en Academia acababa de tomar posesión en dicho acuartelamiento. Su antecesor, que se jubilaba, había permanecido en el puesto durante las dos últimas décadas. 
El cuartel, destinado al adiestramiento, acogía en cada reemplazo a multitud de jóvenes  para  realizar un largo y obligatorio servicio militar.

Cuando llevaba el joven oficial dos meses ocupando la capitanía, decidió revisar todos los turnos de vigilancia,  guardias, plantones e imaginarias que tenían que cumplir los reclutas a su mando.
De entre todos aquellos turnos le llamó la atención un servicio de vigilancia de 24 horas  fijado junto al banco de entrada al quinto pabellón. 
Le resultaba absurdo mantener a un soldado en ese puesto de vigilancia. Llamó al sargento primero y le preguntó si conocía el motivo.
El sargento no supo que contestarle y solo le pudo informar: -“Mi capitán, siempre ha sido así”. No satisfecho, el capitán continuó indagando, pero nadie conseguía explicar una razón convincente.

Ante la falta de respuestas por parte de los suboficiales buscó en los archivos donde se habían registrado todos los programas de servicios e incidencias de los últimos años. 
Realmente llevaba razón el sargento que dijo “siempre ha sido así”, pues durante los últimos 20 años, aquel servicio de vigilancia al banco había sido una constante.

No dispuesto a rendirse y movido por la curiosidad, el capitán continuó investigando en  archivos más antiguos.
Pronto encontró la ansiada respuesta en un amarillento informe. 
Hacía 38 años dicho banco fue pintado y el capitán de aquel año redactó su informe: “Se constituye un servicio de vigilancia de un soldado de 24 horas junto al banco del quinto pabellón para advertir y evitar que nadie se siente en él y pueda deteriorarse el uniforme". Hoy en día se podría pensar que con un simple cartel de advertencia habría servido, pero hay que tener presente el alto porcentaje de analfabetismo de la época. 
Transcurridas las primeras 24 horas el servicio, en vez de ser suspendido definitivamente, fue relevado por otro soldado. 
Dentro de una jerarquía como la militar, está mal visto preguntar y ello debió colaborar a la supervivencia durante casi cuatro décadas de la situación.

Lamentablemente hay empresas donde todavía opera el principio “siempre ha sido así”. En estas organizaciones nada es cuestionado, tampoco se pregunta en exceso y la jerarquía decide. Son empresas del sistema antiguo donde los paradigmas superan a la empírica.

Albert Einstein solía decir: "Es más fácil desintegrar un átomo que un pre-concepto".

14 comentarios:

  1. Circula una curiosidad histórica similar ambientada en la Corte francesa a mitad del siglo XIX. Quizás la historia que me contaron guarde relación. Dejo enlace de la misma por si se quiere consultar: http://curistoria.blogspot.com/2010/06/vigilando-un-banco-de-madera.html

    ResponderEliminar
  2. Y también y a colación del caso está el famoso experimento de los 5 monos, la escalera y los plátonos. Os dejo enlace: http://soymino.wordpress.com/2010/10/18/la-historia-de-los-5-monos/

    ResponderEliminar
  3. Aunque este es un caso anecdótico y extremo aparentemente, en el "cuartel" que todos llevamos dentro hay multitud de milicianos haciendo guardia junto a bancos, postes, papeleras y hasta adoquines.

    El 99% del tiempo funcionamos en modo automático, sin ni siquiera plantearnos por qué hacemos lo que hacemos. En realidad no tomamos decisiones, las recuperamos de nuestros recuerdos. Ante un mismo estímulo respondemos de forma similar de manera programada.

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno de los mejores q se han publicado.
    Al igual q cambian la modas, las necesidades y las personas, tb deberían renovar sus principios y formas muchas empresas ancladas aun en la triste posguerra civil.
    Asi va este país!
    No al "siempre ha sido asi"

    ResponderEliminar
  5. Grandes comentarios que son el auténtico objetivo de mi blog: retroalimentarme, aprender, compartir. Gracias.

    ResponderEliminar
  6. Magnífica entrada. Siempre se recurren a los mismos experimentos de universidades norteamericanas y circulan historias más cercanas que hay que saber relacionar con la necesidad de unos nuevos valores.

    ResponderEliminar
  7. En los cuarteles militares sobran efectivos y no es necesario optimizar los recursos humanos. La historia es muy buena. Felicidades por su inclusión y por el alto nivel de contenido que está manteniendo el blog.

    ResponderEliminar
  8. "Siempre ha sido así", "nadie se ha quejado"; esas máximas han provocado mucho daño en empresas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y lo siguen provocando. Miguel.

      Eliminar
  9. Y no hablamos del más vale malo conocido que bueno por conocer... que supone un refuerzo al inmovilismo. Magnífico artículo, he leído varios del autor y es de los que más me ha gustado. Te lo he votado en Bitácoras, dónde lo han publicado en portada. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  10. Tienes toda la razón, pero permíteme hacer de Pepito Grillo. En el lado contrario está ese que hay en todo equipo que está todo el día queriendo inventar el 4-4-2. O el nillo que le pregunta sieta veces al padre ¿y por qué?, hasta que este le responde ¡porque lo digo yo!. Siempre habrá una Supernany que le diga "así no se he de responder al pequeño que se le traumatiza"....
    Los que tenemos unos añitos y hemos conocido la disciplina en la escuela, en casa... tenemos las dos perspectivas y quizá la ventaja de saber aplicar una u otra, los más jovencitos sólo creen en la decisión colegiada, matizada, debatida, consensuada...; quizá por eso uno de los mayores costes empresariales en ciertos niveles de gestión sean las interminables reuniones.

    ResponderEliminar
  11. eL PROBLEMA SIEMPRE ES EL MISMO,intentamos cambiar una organizacion,ELLA SE DA CUENTA, y la reaccion es igual que la accion..Resultado: Estatico.
    Esta bien revisar los puestos de guardia, pero que lo PIDA LA ORGANIZACION y que participen ellos .El que quiere cambiar debe poner la intencion,y no la atencion SERENDIPITISTA

    ResponderEliminar
  12. Studio JJCuper ¿Propones un coach militar al caso? Entiendo provocar la situación para implicar a todos en la búsqueda de la solución, una vez que dispongan de las herramientas precisas. Muchas gracias por el comentario y el seguimiento.

    ResponderEliminar
  13. Es una de las respuestas que más rabia me dan. Típica de abanderados de la ausencia de argumentos.

    ResponderEliminar