Así visten los jefes del pasado


No creáis que me ha dado por la moda en este último post. Ni tampoco penséis que he descubierto los patrones al vestir de los jefes que se quedaron en los tiempos de María Castaña...
 
El jefe obsoleto es hábil y por eso sobrevive camuflado en estos nuevos tiempos. Le fastidia esta época en la que se premia ser accesible y ellos muestran el pose, porque en el fondo añoran la jerarquización de las antiguas estructuras.
 
Su complemento habitual es el paradigma. Construir un paradigma es muy fácil y defenderlo aún mas.
No son proclives a cambiar esa visión inicial que tienen de un individuo y si tuvieran que hacerlo, le costaría demasiado tiempo y trabajo.
Los listos, los torpes, los de confianza y los de no confianza, los que tienen futuro y los que no tienen futuro, los que valen y los que no valen, los trabajadores y los flojos...  
 
Han aprendido técnicas para "aparentar modernidad" pero como dice el refranero, la cabra siempre tira al monte.
 
Consideran la formación como la herramienta idónea para mostrar evidencias (sus evidencias).
 
Se refieren al cambio como una amenaza que pende para el resto en vez de como Oportunidad. Ello es así porque ellos mismos han abrazado el cambio sin convencimiento.
 
Afortunadamente las organizaciones modernas apuestan cada vez más por liderazgos que empoderan a los colaboradores, que reconocen errores y aprenden junto a sus equipos, que son accesibles, empáticos y claros a la hora de definir estrategias y planificar su ejecución.

Un virus en los equipos comerciales





El rhynchophorus ferrugineus, más conocido como picudo rojo, ha causado estragos entre las palmeras españolas.
Desarrolla su ciclo en el interior de la palmera, siendo de difícil detección en su fase temprana y letal una vez se aprecian los primeros síntomas.

De esta manera, mientras la palmera parece a simple vista lucir sana, en su interior se está desarrollando un peligroso invasor que puede acabar con su vida.

Los equipos comerciales, también reciben en algunas ocasiones, la visita de algún peligroso picudo rojo, que disfrazado con pelaje de: negativismo, desconfianza, envidias, celos o ausencia de autocrítica, comienzan a mermar desde el propio corazón del equipo.
 
1º Mientras antes la palmera manifieste sus síntomas... más posibilidades tendrá de curarse.
O sea, una dosis de sinceridad y un ejercicio de autocrítica, ayudará a plantear el problema antes que no tenga solución. Todo lo contrario con respecto a una ocultación del mismo.
 
2º El tratamiento: ¿rápido o estudiado? La velocidad puede llevar a confusión, a tratar partes sanas o usar dosis inadecuadas.
Antes que cunda el pánico, mejor un estudio que direccione el tratamiento.

3º Seguimiento y alta fitosanitaria: Confiemos en los profesionales y no anticipemos el final del seguimiento. Solo cuando estemos seguro de la efectividad del tratamiento.

Antiguamente se decía que cuando colocabas a una persona negativa junto a una positiva, el positivo acababa contagiando. Hoy en día se sabe que en la mayoría de los casos ocurre lo contrario.
 
Es clave tratar el origen del negativismo. No podemos aceptar afirmaciones categóricas: "Yo, es que soy negativo". Mejor contra preguntar: ¿Por qué te lo consideras? Incluyendo ejemplos de situaciones concretas. Narra alguna situación en la cual lo hayas logrado superar ...
Solamente así podemos ayudar para atajar el problema.


¡Y bajo ningún concepto!

1º Negar el problema: Mi palmera está sana.

2º Buscar remedios caseros. El vecino dice que con un spray...
 
3º Talar precipitadamente. Toda palmera merece una oportunidad.
 
4º Dejar de hacer un seguimiento a la cura...


Entrevista de trabajo para vendedor (parte 2)

 
Hace unas semanas actualizamos el post estrella del blog: "Como vender un bolígrafo en una entrevista de trabajo".
Ahora, nos lanzamos con el mismo objetivo para el post medalla de plata "Entrevista de trabajo para vendedor".
El artículo original, aportaba bastante valor en 2012, cuando en algunas empresas todavía estaban mutando a la entrevista tradicional cronológica a la entrevista por competencias.
En la misma, una vez detectadas las competencias claves para el puesto, se ahondaban en ellas a través de evidencias, de ejemplos concretos que dieran soporte a lo que se manifestaba.
 
Hoy en día, los departamentos de RRHH se han transformado. En empresas de primer nivel, suponen un pilar básico dentro de la estructura de la empresa, no solo en determinados procesos, sino en la toma de decisiones del día a día.
Quienes quieran captar talento y adaptarse a los nuevos tiempos creando climas de trabajo de integración necesitan de Departamentos fuertes de Recursos Humanos.
 
Es por ello que mas que entrevistas de selección, hablamos de verdaderos procesos (más profundos a medida de la importancia de la empresa o la posición).
Se hace más difícil preparar una entrevista, pero se puede acudir con la confianza de ser un@ mismo y con confianza, para compartir nuestra "historia".
 
Escribía recientemente Cristina Fernández Esteban en Business Insider sobre una pregunta clave que hace la vicepresidenta de talento global de la empresa Coca - Cola, Stacy Valy, a todos los candidatos:
"¿Qué impresión equivocada podría tener alguien de usted y qué haría frente a esa percepción?"
Stacy Valy cree que la pregunta es una versión mejorada del clásico: "¿Cuales son tus principales defectos?" y permite abrir a la persona para mostrar su integridad y capacidad de aprender a través del fracaso. *
*extracto de una entrevista con Steven Greenberg en CBS News.
 
Las nuevas preguntas poderosas en las entrevistas para Coca Cola no son ninguna excepción y nos obligan a preparar la entrevista con una línea argumental estructurada y coherente, antes que con respuestas pre - definidas.
 
Vuelvo a insistir en salir de respuestas tipo o soltar parrafadas infumables. La naturalidad gana enteros. Aporta mucha solvencia presentar casos de éxito: en otras empresas, en órganos de representación estudiantiles, en concursos, en competiciones deportivas...
 
Y sobre todo, confianza en ti mism@ ... ¡El puesto es tuyo! Suerte.

Como seguir vendiendo un boligrafo en una entrevista de trabajo





Disculpad el título tan largo del artículo, pero si hay un post del blog La venta desde las trincheras que haya tenido éxito, fue el publicado hace unos años con el título "Como vender un bolígrafo en una entrevista de trabajo". El post, tras mas de 100.000 visitas pedía a gritos una actualización y a esta tarea nos lanzamos.

Mantengo vigente las siguientes claves:
1º Es un teatro. Naturalidad y arranque de la simulación con una sonrisa y saludo.
2º Al grano. En la presentación nos tenemos que olvidar de describir el producto (muy de la vieja escuela). Hablamos de ventajas, de soluciones, de beneficios, de experiencias...
3º Las necesidades del cliente en primer lugar. No hablamos de nosotros, sino de ellos.
4º Si te dejan el objeto, retrasa el momento de su puesta en escena, para generar deseo, interés... Y espera las objeciones con total tranquilidad (si llegan es buen síntoma). Escúchalas sin interrumpir y responde con solvencia, agradeciendo que se te haya planteado. Soluciónalas hablando de situaciones similares, de vuestra experiencia, y agradeciendo el interés.
5º Cierra la venta pero no te obsesiones con ella, y si se "emperran" en no comprar, busca una prueba de producto.

¡Ah! No intentes emular al vendedor de "El Lobo del Wall Street" que realizó una venta rápida potenciando la necesidad. El concepto es bueno (la necesidad es mas importante que el producto), pero la resolución demasiado rápida, propia del film, y ¡todo el mundo ha visto la película!

Algunos lectores me indicaron amablemente que sus entrevistas le propusieron la venta de objetivos absurdos, como por ejemplo:
- Una televisión hueca, unas gafas sin lentes, un bolígrafo sin tinta...
En estos casos se está buscando evaluar distintas competencias, tales como:
- Adaptación al cambio: ver como reaccionas ante una situación que no esperas. He visto entrevistadores que lo buscaban con preguntas: ¿Te consideras vendedor hormiguita o vendedor de pelotazo? Respondieran lo que respondieras, siempre decía que buscaba para el trabajo lo contrario. Estaba estudiando la reacción y capacidad de respuesta.
- Creatividad: estudiar las posibilidades de ver diferentes utilidades en un objeto.
- Resilencia: observar como es gestionada la frustración o decepción del planteamiento.
Nunca hay una respuesta correcta, pero siempre hay una reacción positiva, constructiva y natural.
La búsqueda de un valor añadido diferente al convencional podría ser una solución óptima al respecto.

Cree en ti y ¡a por el puesto de trabajo!

El verdadero enemigo



Derrotar el mal no es tarea fácil.
Vivimos en un entorno complejo, donde una gran mayoría de nosotros somos "buenos por naturaleza", pero donde existe maldad e infortunios que se interpondrán en nuestros objetivos.
Tenemos la falsa creencia, tal vez inspirada en cuentos o en películas infantiles, donde el bien siempre triunfa. Pero la realidad es distinta.
Muchas alianzas alimentadas por el odio, son más fuertes que otras creadas por valores positivos y el tener un enemigo común energiza movido por un disvalor. Las teorías que vinculan la suerte final para "los buenos" son erróneas, pues ésta es aleatoria.



He tenido la ocasión de estar presente en muchas ponencias. Entre falsos gurús y papagayos, destacan aquellos que son auténticos y exponen una experiencia personal verdadera como fundamento de su charla a la par que la construyen desde la humildad. Destaca: fijación de un objetivo y en vez de perseverar en el odio o en la autocomplacencia, disponerse a trabajar. Y arrancan su disposición sin buscar culpables, evitando sentimientos negativos como el rencor ...  Es por eso que creo que la pasión es un elemento clave para "lograr".

Parapetarnos en la maldad de otros o en la mala suerte, no nos servirá para derrotar al verdadero enemigo y nos distraerá a la hora de fijar objetivos de éxito.