12 Post sin piedad: I Líderes de plastilina

En 1957 Sidney Lumet dirigió la película Twelve angry men. Protagonizada por Henry Fonda, el clásico revela las distintas personalidades y motivos ocultos de los protagonistas. Más de 56 años después quiero realizar esta miniserie de 12 breves artículos para tratar mi particular punto de vista sobre el mundo relacionado con ventas y su influencia en el 1.0 y el 2.0. En la primera entrega abordamos los pseudo - líderes
1. Los líderes de plastilina:
Muchos azucarillos de bares llevan una frase célebre. Los líderes de plastilina la memorizan hasta desgastar el sobre. Generalmente suelen ser buenos copistas de escasos recursos. Se intentan rodear de una aureola de misterio y sabiduría. Temerosos de su posición, rara vez buscan como colaboradores a personas con talento, pues piensan que podrían verse eclipsados. De naturaleza cobarde y huidiza echan en falta el viejo régimen de ventas donde con un puñetazo en la mesa, todo era más fácil…
Las características más valoradas por estos pseudo – líderes son: la sumisión, la docilidad, el miedo y el seguidismo irracional. Su discurso suele ser enlatado y escuchando uno, escuchados todos. Suelen estar anclados por paradigmas y preconceptos: si etiquetan a una persona, pobre de él. Sobrevaloran la rutina e infravaloran la creatividad.
No son precursores del cambio, aunque sobreviven adaptándose a los mismos por imperativo legal. Si ocupan puestos de jefaturas lo hacen con el manual bajo el brazo. Rara vez se saltarán una norma establecida y difícilmente asumirán riesgo alguno. De escasa conflictividad con otros departamentos, suelen “tragarse” todo lo que viene. Asumen gustosos las pirámides jerárquicas, valorando la graduación por encima de las personas.
Post relacionados:
El jefe gaviota:
El jefe liquidador:
El jefe iluminado:
El antilider:
¿Cantas o tocas el pito?
http://www.laventadesdelastrincheras.com/2013/07/cantas-o-tocas-el-pito.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada