No es cuestión de precio...

Lechugas pochas y con bichos expuestas para venta al público
 
En los momentos actuales donde el comercio tradicional está sufriendo y la competencia es multidireccional, rebajar la calidad por la defensa del precio en determinados artículos, nunca es una opción.

Hace unos días, en un supermercado de cadena observé el lamentable estado de su sección de verduras.
Me acordé de la referencia que hace el famoso chef televisivo Alberto Chicote a las croquetas "Si las croquetas caseras de un restaurante están buenas, es muy probable que el resto de los platos también".
 
A continuación intenté elaborar una adaptación del aforismo: "Si la sección de productos frescos de un supermercado está cuidada, el supermercado tiene una clara orientación hacia sus clientes".
 
Pero no era el caso y las imágenes representaban un importante desprecio a todos los clientes presentes y futuros... por algo menos de un euro.
 
Que el precio es una variable clave en estos tiempos no es discutido por casi nadie, pero nunca a costa de tirar la calidad por los suelos.
 
Siendo igualmente crítico con las roturas de stocks, éstas son preferibles a la exposición de determinados artículos en mal estado. Lo mismo ocurre en restauración, donde debe operar la máxima de no servir aquello que no estarías a comerte tú mismo.
 
Ser competitivo es un concepto mucho más amplio y digno que el que muestran los fotos:
  • promociones en volumen
  • promociones cruzadas con otros productos
  • horarios más amplios
  • tarjetas de fidelización
  • servicio a domicilio
  • ampliación de surtido 
  • servicios en fines de semana
  • ...

 
Calabacines o tapines en mal estado son expuestos para venta al público

No hay comentarios:

Publicar un comentario